¿Vale la pena comprar réplicas? Todo lo que necesitas saber

Las réplicas o productos falsificados son una compra que extrañamente un gran número de personas considera. En lo personal no apoyo este tipo de compra, pero entiendo lo demandados que son este tipo de productos alrededor del mundo.

Muchas son las razones por las que podríamos decidir comprar una réplica o réplica AAA pero al final del día la “compra” de los últimos zapatos Balenciaga a un precio por lo menos 10 veces más bajo del expuesto en tiendas no es tan inocente como crees.

Lastimosamente muchos de los fabricantes de estos productos no pagan impuestos lo cual, independiente de la postura que tengas hacia ellos, nos afecta a todos.

A continuación, te daré a conocer desde el significado de una réplica hasta las consecuencias que tiene la existencia de este tipo de productos en primer lugar. Aprenderás que la transacción no es tan simple como cuando das un par de toques en Instagram.

Es una industria que afecta más de lo que puedes imaginar.

¿Qué es una réplica? Imitaciones AA, Triple A y con menos “A”

Replicas AAA

Las réplicas son falsificaciones de productos que prometen ser auténticos al hacer uso de todas las características que representan el diseño real.

Es muy importante distinguir el concepto de réplica del de imitación y en realidad es una distinción muy fácil de recordar. Los productos falsificados o réplicas/réplicas AAA buscan copiar cada detalle de la marca original con el fin de engañar al consumidor o al círculo social del consumidor.

Por otro lado, las imitaciones copian o “toman inspiración” de diseños ya creados, pero evitan el uso de etiquetas o elementos característicos de la marca. Es por esto por lo que por más evidente que sea, los productos de tiendas de moda rápida como Zara no pueden ser considerados ilegales o réplicas.

El equipo de diseño de este tipo de marcas de moda rápida solo toma una fuerte, muuuuy fuerte inspiración en productos de diseñadores de alta costura y le dan un giro para que así personas como tú y yo, podamos acceder a un diseño similar, pero de menor calidad.

Antes de continuar, es bueno entender rápidamente lo qué quiere decir calidad AAA, AA y A:

  • A: Los productos catalogados como réplicas A se acercan más al concepto de imitación que al de producto falsificado. Si bien utilizan logos y etiquetas de la marca original, las prendas que venden no están basadas en diseños reales. De hecho, lo que hacen es tomar estos elementos y usarlos en prendas que ellos mismos “diseñan”.
  • AA: Para no hacer de la descripción algo extenso, veremos este tipo de réplicas como la versión incompleta de la siguiente categoría. No son más que una falsificación de baja calidad (si es que podemos hablar de calidad al referirnos a réplicas) de un producto real del mercado.
  • AAA: Este tipo de réplicas son las más comercializadas dentro del negocio de falsificaciones. Se esfuerzan por copiar exactamente el diseño de la prenda original para hacerlas difícilmente identificables ante los ojos de un desconocedor. El problema mayor que encuentro con estas replicas es que son muchas veces presentadas por los vendedores como el producto real aun cuando la calidad es incomparable

¿Por qué las personas compran réplicas?

Replicas qué es

Deseo de encajar o pertenecer a un grupo.

En lo personal esta razón me parece algo triste pero evidentemente ocurre.

¿Por qué catalogo esto como triste? Bueno, ya sabes como yo alguna vez hice compra de productos y marcas, originales si me permito agregar, por una gran influencia de mi círculo social por lo que sé de primera mano lo que es comprar cierta prenda por el simple hecho de que todos la están usando.

Si alguien tan testarudo para usar redes sociales como yo actuaba de esa forma, no me imagino lo que personas que pasen horas y horas al día viendo Instagram deben sentir al ver cómo cierta prenda aparece en todas las fotos de su feed.

En un estudio llevado a cabo por Deloitte se descubrió que el 29% de los consumidores usan las redes sociales durante el proceso de compra.

Quiero no sonar poco sensible ante los lectores, pero creo que este deseo está ligado a problemas con la propia autoestima. A lo mejor estoy haciendo inferencias erradas de lo que he vivido, pero casi siempre las personas que compran prendas para aparentar tienen problemas con respecto a su “estatus social”.

Se sienten inconformes con su capacidad económica por lo que buscan en las réplicas la salvación para usar aparentemente las mismas prendas que sus amistades.

Desconocimiento

Como dije antes, los vendedores de réplicas AAA muchas veces se aprovechan de la ignorancia del comprador y promocionan sus productos como reales a precio de descuento.

En Europa se ha encontrado que las prendas son vendidas bajo el pretexto de que son construidas con las mismas partes de la real, pero no pasaron la prueba de calidad o algo por el estilo.

Este problema es el más sencillo de evitar y la respuesta a él es la educación.

Si decides iniciar una compra en internet a través de una página o cuenta distinta a la de la tienda o diseñador, sé muy precavido en cada momento del proceso.

Busca imágenes de la prenda y compara todos los detalles que puedas sin tener miedo a pedir fotos.

El mayor consejo que te puedo dar con respecto a este ítem es que si decides arriesgarte en un lugar poco confiable, sé lo más desconfiado posible.

Las réplicas son más baratas

Piénsalo, ¿de verdad considerarías la compra de una réplica de tener el dinero?

Puede que haya personas con poco interés en el diseño que aun teniendo los recursos prefieran ir por la opción más accesible. A pesar de esto, el número de compradores de réplicas debido al factor precio definitivamente se vería reducido de tener los recursos con los que comprar la marca original.

Los problemas en cuanto al precio de productos falsificados son fáciles de identificar: van desde la obtención de un producto de menor calidad con posibles defectos, hasta el apoyo a organizaciones criminales y cárteles de la droga.

Si bien hay académicos que aún argumentan que no hay prueba alguna de que el negocio de falsificaciones financia operaciones ilegales de narcotráfico, también existen defensores de esta idea como este.

¿Qué pasa si compro una réplica?

En primera instancia, estás rebajando la importancia de algo tan importante en nuestra sociedad como lo son los derechos de autor. Y es que, si bien puede parecer como algo inocente, de acuerdo con ShareAmerica los productos falsificados cuestan a la economía mundial unos 250.000 millones de dólares al año.

Como puedes ver, la cifra no es nada despreciable. Las ganancias de este sector ilegal son denegadas a diseñadores y propietarios de derechos de autor que fueron quienes desarrollaron e ingeniaron todo el diseño y producto.

Imagina ser el creador del próximo hit del mercado: el bolso hexagonal con 5 bolsillos laterales.

Te llenas de euforia al ver como tu producto está saliendo en todos los medios de comunicación del mundo y cómo tu nombre ahora es reconocido en el mundo de la moda.

Ahora agrega un detalle más a esta historia y es que aún luego de patentar el diseño, algún “astuto” empresario decide enviar el diseño a Asia y comenzar a inundar el mercado con un producto que es exactamente igual al tuyo si no hablamos del diseño.

Piensa, ¿cómo te sentirías al ver a un tercero haciéndose con las ganancias de un producto basado en una creación tuya?

Probablemente no muy bien y ese es el asunto. Las réplicas son una burla hacia el trabajo del diseñador y son un claro obstáculo a la hora de incentivar diseños creativos. Después de todo, ¿de qué sirve innovar cuando alguien podría robarte tu diseño en un par de días?

Un factor adicional que surge por la compra de réplicas es la promoción de un mercado ilegal y de explotación infantil.

Hablando estrictamente del mercado que produce réplicas, encontramos que las réplicas AAA que encuentras en los mercados informales de tu país o curiosamente de manera más pública en Instagram, muchas veces no ingresan al país siendo enteramente falsificaciones.

Aclaro, cumplen con todas las características de tu imitación.

Copian el diseño, bordado, colores y demás características del producto que son reconocibles por el público. Partiendo de esto, ¿a qué me refiero cuando digo que estas replicas no son enteramente falsificaciones?

Es muy simple.

El mercado ilegal no se queda atrás y cada vez ha hecho más lectura de un concepto que has escuchado: globalización.

Este proceso de globalización habla de cómo el mundo está cada vez más interconectado y el mercado de réplicas no puede quedarse atrás.

Como resultado, han aplicado la deslocalización para garantizar que los productos no sean retenidos en aduana y que tú y yo podamos usar los zapatos Ferragamo que casualmente nos antojamos de comprar ayer mientras veíamos una serie en nuestro portal favorito de streaming.

Sigamos con el ejemplo de los zapatos, o más bien, zapatos aaa. Aquella réplica AAA valorada en 40 dólares en lugar de los 1200 dólares que en realidad cuesta, necesita llegar a la puerta de tu futuro vendedor sin ser retenido en la aduana.

Como resultado, muchos de estos productos llegan al país sin los elementos que los relacionan a la marca que intenta replicar. Es decir, el zapato llegará con el diseño del original, pero sin la hebilla o etiquetas.

Estos últimos detalles son agregados dentro del país importador previos a su venta.

La confianza a la hora de usar réplicas aaa

Réplicas significado

Hay un tema con el hecho de comprar ropa de calidad y autentica y es la confianza que da a la hora de usarlo. Si bien aún no poseo objetos de diseñadores de alta costura, han existido prendas por las que he ahorrado un largo tiempo y me alegra haberlo hecho.

Puedo garantizar que la sensación de logro y satisfacción de tener algo por lo que has ahorrado por un tiempo prolongado es difícil de describir. De hecho, es por el vivir este tipo de sentir que dudo enormemente que el efecto se replique a la hora de comprar productos falsificados.

Con respecto a esta última idea, tres científicos quisieron estudiar si el uso de objetos falsificados podía influir psicológicamente en las acciones y atributos de las personas.

Sin ahondar mucho en las características del experimento, se descubrió que las personas que utilizaban los productos originales tendían a actuar de una manera más honesta que su contraparte.

Este segundo grupo de personas hacía uso de una prenda falsificada a la hora de realizar el mismo experimento al que el primer grupo fue expuesto. Los resultados indicaron que las personas que usaban réplicas se consideraban farsantes y tramposos en el interior. Adicional a ello, eran mucho más propensos a hacer trampa.

Algo que me parece muy curioso de todo el experimento es que las personas que usaban réplicas no solo se volvían más inseguros de sí mismo durante el uso de la prenda, sino que también desconfiaban de las personas a su alrededor.

Después de todo, ¿qué alegría o confianza puede venir de comprar aquella “camisa de diseñador” cuando lo único que tuviste que hacer fue evitar salir un día de la semana para alcanzarla?

¿Qué personas compran réplicas?

Ya sabes qué es una réplica y de igual forma, las razones por las que los compradores muchas veces se dirigen a este tipo de preguntas. A pesar de ello, quisiera añadir mis propias observaciones del día a día.

Como he dicho, no son nada más que observaciones del ambiente en el que interactúo (principalmente universitario):

  • Existe un número creciente de personas que hace compra de réplicas de ropa de marca o réplicas AAA. Estas personas normalmente no tienen interés alguno en la moda y su decisión de compra está basada más en la marca que en el diseño.

Actualmente este grupo es el que encuentro más problemático ya que es, en mi opinión, el más propenso a mentir acerca de la procedencia de su prenda. Por ese motivo, no esperes individuos abiertos a decir cómo su nueva camisa “Hugo Boss” fue comprada a través de un tercero en internet.

  • Las personas que presentan interés en la moda valoran el diseño y la marca, pero por algún motivo que desconozco, ignoran esto y se dirigen a comprar este tipo de productos. Aun cuando se podría decir que es ese amor a la marca lo que los lleva a “acceder a ella”, resulta curioso ver como este grupo es el más tímido a la hora de usar este tipo de prendas.

Me mantengo fiel a mi postura y diré que es imposible llevar con confianza y al mismo tiempo valorar la prenda que se está usando si no es más que una réplica de la original.

Siendo honesto, si llegara a comprar una réplica probablemente no podría resistir la ansiedad de que todos me están viendo o que puedan descubrir que uso réplicas.

La mayor barrera a que compre una réplica son mis propios valores y estoy completamente agradecido de que así sea.

Imitaciones AAA y Comprar Réplicas de Ropa de Marca, Conclusiones

Mi recomendación siempre será ser paciente y ahorrar.

Esto te permitirá:

  • Darte tiempo a ti mismo de pensar si de verdad quieres tener la prenda o es un impulso del momento. Recuerda que el trabajo del diseñador es lo que lo mantiene motivado para seguir llenando tus armarios de sus creaciones. Así que, si te encuentras absolutamente enamorado de un diseño y no cuentas con el dinero ni la paciencia suficiente, busca marcas alternativas que puedan contar con algo similar
  • Vivir la sensación de logro cuando luego de 6 meses logres comprar una prenda por la que has estado trabajando por mucho tiempo
  • Comenzar a tener cada vez un menor número de piezas en tu closet, pero cada vez de mayor calidad y mayor valorar para ti                                             

Para finalizar quisiera preguntar si alguna vez has comprado una réplica, de haberlo hecho, ¿cuál fue tu experiencia? ¿Cuál es tu opinión acerca de las personas que venden estos productos? ¿Crees que está justificada la venta?

Sabes que este blog de moda promueve la libre expresión, por esta razón, no creas que se busca criticar a quien compra zapatos aaa (mejor compra estos) o imitaciones de zapatillas, es más bien un ejercicio para que todos podamos ampliar más nuestro conocimiento acerca del tema.

You May Also Like