¿Por qué los hombres no pueden usar falda larga?

Con la creciente popularidad de la moda sin género, elementos como faldas y carteras están entrado al territorio de la llena de tatuajes y autos masculinidad. En este año en particular, diseñadores como Craig Green y Rick Owens han colocado sobre la mesa faldas de moda que han resultado irresistibles para los hombres más arriesgados.

¿Estamos viviendo un quebrantamiento de la masculinidad? En realidad, difiero de esta idea y propongo más bien la noción de distanciamiento de esas cadenas impuestas ante nosotros desde el nacimiento. Nos encontramos en un escenario donde la libre expresión está restringida desde el vientre de la madre: todo por ideas superficiales de que lo que usas determina tu orientación sexual o género.

Hemos pasado de concebir colores como el rosa de masculinos -una versión más sutil de fuerte rojo- a lo más femenino posible. De igual forma, ¿cómo pasamos de considerar las anteriormente masculinas togas griegas como algo únicamente aceptable para una mujer?

El objetivo no es entrar en un debate acerca del deterioro de la masculinidad y la formación de conductas y sentimientos a los hombres. Se tiene la intención de dar a conocer lo común que era el uso de esta prenda en la antigüedad y la salida de esta pieza del armario masculino.

 ¿Cuándo se inventó la falda?

La falda es una de las prendas de mayor antigüedad en el mundo. Reconocidas civilizaciones del pasado han hecho uso de faldas o piezas que representan la esencia de ellas. Por ejemplo, los griegos hacían uso de las pteruges, una pieza decorativa que caía desde la cintura de los soldados. De forma similar, los romanos utilizaron tanto estos elementos como el cingulum.

falda larga
Pteruges l chaosdreams2.fandom

Dadas las necesidades de la época, una falda larga no era visto como algo recomendable para el uso en batalla o vida cotidiana. El enfoque de civilizaciones como Roma y Grecia en este tipo de prenda (o variaciones de ella) estaba explicado por la facilidad con la que eran tejidas y las ventajas al movimiento que estas proveen.

Lo irónico de esa época -que contrasta con la percepción actual hacia las faldas- es que los romanos consideraban los pantalones afeminados. Aquella prenda completamente relacionada al patriarcado en nuestra época era poco querida dentro de la comunidad masculina de la época. A pesar de esto, los pantalones fueron captando seguidores a medida que se fue creando la necesidad de cubrirse en territorios fríos y de crear las condiciones óptimas para el montado de caballo.

Una falda larga es inconveniente para la guerra

faldas de moda

Uno de los elementos que justifica el distanciamiento de los hombres del uso de faldas, es el surgimiento de guerras en la época moderna. En el siglo pasado comenzó un proceso de producción en masa: moda lista para ser usada y nada distante del conocido concepto de moda rápida que tanto escuchamos.

La finalidad de este modo de producción era buscaba dotar a los hombres de vestimenta en el menor tiempo posible. De esta forma, se comenzaron a diseñar prendas que permitieran intimidar y proyectar superioridad durante cualquier interacción.

Bajo la visión de crear una prenda óptima para cualquier ocasión, y la agitada vida en este periodo, se fue uniendo cada vez más la ropa que se utilizaba a diario con los uniformes. Eventualmente, estos uniformes comenzaron a ser la elección más demandada para:

  • Negocios
  • Vida diaria
  • Ceremonias
  • Guerras
  • Política

Es cierto que era prácticamente imposible encontrar a un hombre haciendo uso de una falda larga durante el siglo 19, sin embargo, no fue hasta la llegada de la primera guerra mundial que se introdujo el discurso de transversalidad en las prendas.

De igual forma, una falda resultaba ser algo incomodo para la perfecta movilidad que se necesita durante este tiempo. Es cierto que los escoceses hicieron uso de esta prenda durante el periodo de guerra, lo cual no significa que sea replicable para esta época. El problema que representa el uso de faldas en la primera guerra mundial es la dificultad de generar acciones como saltos y piques a trincheras aliadas o enemigas sin caer en el intento.

¿Por qué las mujeres comenzaron a usar pantalones en esta época?

Es entendible la manera en la que una falda es rechazada para el escenario de guerra. De manera similar, se capta la idea que propone una unificación de las vestimentas en la mayor proporción posible. A pesar de esto, no queda tan clara la razón por la que las mujeres fueron alejándose de este tipo de prendas.

El motivo es bastante intuitivo y es explicado por el decrecimiento de la población masculina debido a ambas guerras. Desde entonces, las mujeres comenzaron a participar de actividades relacionadas al género masculino y por ende requerir de las funcionalidades que el clásico uniforme de la época proveía.

Es prudente destacar que esta inclusión del pantalón en el vestuario de la mujer no sólo estuvo alentada por el clima de guerra. A finales del siglo XX -específicamente en el periodo de promoción de democracia en el lugar de trabajo- las mujeres comenzaron a alejarse de piezas como vestidos y en cambio optar por chaquetas y pantalón o falda larga.

La idea de todo este movimiento era comenzar a proyectar autoridad en cualquier entorno (similar a la mentalidad del uniforme de principios de siglo) sin enfatizar la sexualidad femenina que normalmente resultaba en un trato segregativo.

¿Cómo se llama la falda escocesa?

Falda corta escocesa

Puede que en la actualidad existan figuras como Jaden Smith y Young Thug que tengan un amor particular por el uso de faldas sin importar los comentarios que puedan recibir por ello. Sin embargo, son pocas las comunidades alrededor del mundo que verdaderamente han adoptado una falda larga como pieza importante dentro de su closet.

En lugares como la India siguen incorporándose prendas similares a faldas en la vestimenta de los hombres. De manera similar -y más conocida-, los escoceses hacen uso de una pieza llamada Kilt. Esta vestimenta tradicional de Escocia es un símbolo sagrado de patriotismo y denota un profundo honor hacia la nación.

Tuvo sus inicios en el siglo 16 dentro de la comunidad parlante de gaélico en escocia. Tiempo más tarde, se convertiría en una prenda de gran importancia y reconocimiento debido a la incorporación de ésta al uniforme de la milicia británica, mostrando una vez más la participación que ha tenido este tipo de vestimenta dentro del contexto militar.

En la actualidad, el uso del Kilt está principalmente destinado a eventos importantes como bodas, pero también para fiestas informales y uso diario. Otro evento en el cual encontrar esta prenda es en fanáticos del equipo nacional de futbol que desean apoyar tanto al país como a su cultura durante encuentros deportivos.

El papel de la masculinidad en la muerte de las faldas de moda

Es evidente que el aspecto utilitarista juega un papel importante en el uso y desuso de las faldas en el día a día. A pesar de esto, es claro que esta no es la única razón por la que cesó el uso de faldas por parte de los hombres.

Al contrario, la razón está más ligada a la instauración de unos ideales de hombre que al mismo disgusto por la prenda. Después de todo, hemos visto cómo siguen existiendo comunidades capaces de usar una falda larga con orgullo sin experimentar un quebrantamiento total de su masculinidad.

Lastimosamente, en la época actual se tienen imágenes preconcebidas de lo que cada individuo debería ser en base a factores como familia, género, color de piel e incluso ascendencia.

“En el momento en que un hombre se pone un vestido, es asqueroso, entonces, ¿qué estás diciendo? ¿Los hombres son fuertes, las mujeres son asquerosas? Ya no voy a hacer eso … ¡Si tengo ganas de usar un vestido, voy a usar uno!”

Billy Porter

 El cantante Billy Porter -quien ha hecho uso de vestidos y faldas en reconocidos eventos- hizo referencia al tema durante una entrevista con Stephen Colbert; aquí mencionó el doble estándar de cómo una mujer que usa pantalón es vista como poderosa dentro de una prenda patriarcal, pero en el instante en el que un hombre decide usar una falda, se encuentra inmediatamente juzgado y cubierto de una nube de prejuicios.

La falda larga (o cualquiera) y los hombres

Afortunadamente, aquel escenario tan promovido -de neutralidad de género y androgeneidad- actualmente está permitiendo a cada vez más son hombres participar de gustos y prendas tradicionalmente asociadas a las mujeres. Hoy en día es más normal ver hombres usando carteras, llevando las uñas pintadas o el cabello largo; el rechazo a estas actitudes ha ido disminuyendo.

Si bien han ocurrido múltiples llamados bajo la línea de “x año es el año de las faldas masculinas”, es innegable la participación de esta prenda en la moda. Similar a las sandalias con medias, las faldas están teniendo presencia en las pasarelas de ropa masculina.

¿Crees que estos cambios en el mundo son suficientes para llegar a hablar de faldas de moda dentro del mundo de la ropa masculina? Siento que es un proceso que está algo atrasado de instaurarse en este año, pero definitivamente está por venir.

Adicional a esto, quisiera preguntarle al segmento masculino que se encuentra leyendo este artículo: ¿crees que usarías una falda -piensa en las usadas por Jaden Smith– o definitivamente es algo prohibido en tu armario?

You May Also Like