Ansiedad y moda: temas más ligados de lo que tú crees

La moda se ha ido instaurando como un mundo en el que interactúan elementos aparentemente distantes de la moda como lo son la presión social y la ansiedad.

De hecho, la experiencia y estudios indican que estas variables pueden estar teniendo un mayor peso en nuestras elecciones de compra, superior a la de cualquier campaña publicitaria o sentimiento de estilo personal.

En entradas anteriores he explicado cómo la ropa que utilizamos y las elecciones que hacemos pueden llegar a influir en nuestro comportamiento.

Espero que hayas tenido la oportunidad de entender la referencia a la que estoy acudiendo, si no lo hiciste te invito a revisar el siguiente artículo; en él, expongo cómo el uso aparentemente inocente de comprar réplicas puede llegar a cambiar nuestro lenguaje corporal pero también la manera en la que interactuamos con otros.

Hago mención de uno de los puntos tocados en dicho artículo para decir una sola cosa: la moda no es solo un medio de expresión personal ni mucho menos una aproximación un poco más sofisticada del derecho a la vestimenta.

Es un escenario dónde discursos como los psicológicos han tenido una buena acogida por la coherencia que proveen.

Podría decirte la conclusión de este artículo, aunque siendo estrictamente rigurosos, tú mismo podrías deslizar abajo y leerla. No obstante, te invito a ver con detenimiento los motivos por los que un elemento cada vez más común en nuestra sociedad como lo es la ansiedad juega un papel fundamental a la hora de vestir.

¿Qué es la ansiedad?

Según la American Psychological Association la ansiedad es una reacción normal ante situaciones estresantes. Una emoción caracterizada por una sensación de tensión, pensamientos de preocupación y cambios físicos como pueden ser aumentos en la presión sanguínea.

El diferenciar entre los niveles de ansiedad y la gravedad que representan no es el objetivo de este artículo. Sin embargo, en caso de querer abordar más el tema de ansiedad en su nivel general puedes dirigirte a sitios webs como este. Por otro lado, si tu intención es conocer la participación de la ansiedad a la hora de vestir, te invito a continuar leyendo.

Influencia de variables como la ansiedad y presión social en las compras

ansiedad social

Es claro que las decisiones de compras que tenemos en el día a día están enormemente influenciadas por la existencia de fenómenos como la moda rápida y por nuestros propios gustos. A pesar de esto, parece ser que un evento tan cotidiano como el debate de “qué me voy a poner el día de hoy” al ver nuestro clóset tiene un mismo grado de importancia o mayor.

Por más seguro que nos encontremos de nuestro estilo y la manera en la que ciertas prendas nos hacen ver o sentir, la evidencia parece mostrar (Wilson 1985) que temas como la sexualidad, la relación que tiene una mujer con su cuerpo y las transformaciones de género e identidad tienen un gran peso sobre la confianza que se posee a la hora de elegir y vestir ciertas prendas. 

Adicional a esto, la presión social, incomodidad, vergüenza, ansiedad y relaciones sociales tienen un gran poder de influencia tanto en nuestros gustos como en la valoración que hacemos de ellos. De hecho, es tanto el dominio que puede tener la ansiedad sobre temas relacionados con la moda que puede llegar trascender a ítems clásicos como la estética, estilo y valoración individual.

En un estudio realizado por Alison Clarke y Daniel Miller alrededor de este fenómeno, se encontró que aun cuando los individuos eran completamente conscientes de temas como gusto y ropa, encuentros donde la estética- el factor aparentemente decisivo por excelencia- quería ser usada como evaluador se convertía en un evento más bien estresante y agotador… ¿a qué se debe eso?

El resultado de investigaciones como la llevada por ese par de autores parece indicar cómo los individuos- por lo menos una mayoría de ellos- hacían caso omiso a estas variables de juicio personal y aparentemente construido de manera individual con el paso del tiempo.

Por este motivo, se presentan alternativas más frecuentes a las que acudimos: mecanismos más seguros que nos permiten satisfacer la necesidad de vestir, al mismo tiempo que aumentan la probabilidad de ser aceptados por el resto.

Por ejemplo, la búsqueda de acompañamiento antes de una compra es una típica muestra de la ansiedad que se genera alrededor del vestir. En lugar de ir solos, preferimos llevar a un amigo o familiar -un tercero- que dé validez a nuestras elecciones.

Otra forma (más extrema) en la que olvidamos nuestro gusto personal y preferimos el recorrido seguro es por medio de la búsqueda de un servicio de asesoría de imagen.

La búsqueda de aceptación dentro de la moda

La ansiedad es un tema que no discrimina a la hora de elegir un usuario. En algún momento de tu vida es muy probable que hayas experimentado síntomas relacionados con ella: la incomodidad de encontrarse solo en un escenario donde priman los grupos e inseguridades alrededor de nuestras capacidades y bondades son ejemplo de ello.

La incapacidad de controlar y regular elementos internos del cuerpo lleva a individuos a la búsqueda de una sensación de seguridad a través de la vestimenta. Como consecuencia, amantes de la moda -y personas dando los primeros pasos en ellas- ven en la apariencia la solución a variables como la ansiedad.

Este interés por el sector alude a la expectativa de que, al verse bien, lucir justamente con la imagen perfecta de nosotros mismos, y de la forma que creemos que seríamos aceptados, finalmente se eliminaría aquel torbellino de pensamientos que interactúan en la mente y generan tanto estrés.

Entonces, ¿es la moda una causa de ansiedad o la solución a ella?  La respuesta a esta pregunta tristemente no será abordada en este artículo. A pesar de ello, es importante mencionar que existen evidencias que justifican ambas posturas. Por un lado, tenemos que el deseo de encajar en una moda puede acabar generando eventos como ansiedad.

Aun así, investigaciones como las llevadas a cabo de Alastair Tombs muestran cómo existen prendas específicas en nuestro armario que pueden influir de manera positiva (o negativa) sobre la manera en la que nos sentimos y comportamos durante ese día.: dando señales de que efectivamente los síntomas de ansiedad pueden llegar a ser controlados a partir de la ropa que usamos.

Moda: ¿Existe una genuina atracción hacia ella?

moda 2019

A partir fragmentos anteriores y pequeñas referencias que traigo, pretendo mostrar una realidad que es encontrada en la mayoría de los casos: los individuos realmente no saben lo que les gusta o cuál es aquel estilo al que verdaderamente se sienten apegados. 

Puede que hoy en día te sientas completamente seguro de tu amor hacia la ropa vintage, es más, yo soy uno de los que apoya el incremento en el consumo de este tipo de prendas; la facilidad de lograr un estilo vintage gracias a la proliferación de movimientos de segunda mano permite la adquisición de un bajo precio. Adicional a esto, estas maneras alternativas de consumo van de la mano con conceptos de los que tanto se habla como economía circular.

Yo soy uno de los defensores de este estilo -aunque poco me identifique con él- pero puede que con el crecimiento de campañas de concienciación con respecto a la producción en la industria me dé cuenta de que más allá del beneficio al planeta, no existía mucho que me llamara la atención de este estilo.

Con todo esto quiero decir que por más seguros que nos sintamos acerca de nuestro estilo y las explicaciones de él, resulta poco aconsejable tomar posturas territoriales luego de ser cuestionado por tus elecciones en la moda.

¿Eres capaz de responder este par de preguntas con un rotundo sí? Yo definitivamente no he podido.

  • ¿Has usado o llevado el mismo estilo durante toda tu vida?
  • ¿Puedes garantizar que tu estilo se mantendrá constante con el paso del tiempo? 
  • ¿Sientes que son imposibles planteamientos como los de los dos autores previamente citados?

¿La ansiedad de verdad juega un papel tan fuerte en la moda?

ansiedad que es

La respuesta, de acuerdo con lo expuesto a lo largo de este documento, es afirmativa. Es la búsqueda de apoyos sociales e institucionales la expresión real de ansiedad de comprar y vestir con la que todos cargamos sin darnos cuenta.

A partir de estas acciones, se busca superar la barrera de incertidumbre acerca de la valoración que pueden o no dar otras personas alrededor de lo que usamos a diario.

La ansiedad en la moda acaba surgiendo en forma de preguntas como:

  1. ¿Qué está de moda?
  2. ¿Qué debería gustarme?
  3. ¿Que usaría X persona?
  4. ¿En qué atuendo Y persona espera verme?

Acciones como la reforma de un clóset o cambio de estilo -como tinturarse el cabello- muestran cambios radicales que realizan personas del día a día donde la persona decide que aquellos objetos, gustos y elementos característicos de su apariencia no han sido más que un grave error.

Conclusiones acerca de la relación ansiedad y moda

Aún con lo lejanos que pueden ser términos como ansiedad y moda, hemos visto cómo un simple proceso de elección -el qué vestir- se ha convertido en un asunto social.

Personas que predican la individualidad y la libre personalidad son propensos a la búsqueda de apoyo y validación social a la hora de entrar en un proceso de compra.

Es valioso resaltar que no todos los individuos actúan de esta manera, pero tampoco son una minoría. La evidencia muestra que las personas recurrimos a mecanismos de validación que permitan disminuir los chances de ser excluidos y hacernos sentir que elegimos la mejor opción.

Yo soy partidario de la construcción de tu propio estilo personal. Sin embargo, me es imposible asegurar que no existe una influencia por lo menos de individuos que sigo en redes sociales a la hora de embarcarme en una nueva moda… ¿Tú eres igual?

Déjame escuchar en los comentarios cómo fue la última compra que realizaste. De esta manera, los lectores podremos ver si efectivamente nuestras decisiones en la moda provienen o no de un componente psicológico y comportamental.

You May Also Like
Ropa para una entrevista
Leer más

Ropa para una entrevista: ¿Cómo ir vestido?

Si eres como yo y estás en los últimos semestres de la Universidad o a la espera de encontrar trabajo, probablemente te has puesto a pensar acerca de dónde harás practicas profesionales o la ropa para una entrevista que resulta más adecuada.